El burrito descontento

cuentos infantiles cortos burrito descontento

Érase que se era un día de invierno muy crudo. En el campo la nieve caía, y dentro de un establo, había un Burrito que miraba a través del cristal de la ventana. Junto a él tenía el pesebre cubierto de paja seca. La cual despreciaba esperando que llegara la primavera, para poder comer hierba fresca y jugosa.

Cuando llegó la primavera el Burrito se puso muy contento; pero, el campesino segó la hierba y luego la cargó a lomos del Burrito y la llevó a casa. Y luego volvió y la cargó nuevamente. Y otra vez. Y otra. De manera que al Burrito ya no le agradaba la primavera. Entonces esperaba la llegada del verano, para no tener que cargar tanta hierba del prado.

 

Vino el verano; y su amo le sacaba al campo cargándolo con todos los productos cosechados en sus huertos. El Burrito descontento sudaba la gota gorda, porque tenía que trabajar bajo los ardores del Sol. Deseando que llegara el otoño para dejar de cargar sacos de trigo al molino para que allí hagan harina.

Llegado el otoño. El criado sacaba del establo al Burrito cada día y lo llevaba a la huerta donde había muchos cestos de fruta para llevar a la bodega. El Burrito iba y venía de casa a la huerta y de la huerta a la casa. El Burrito se veía cargado con manzanas, con patatas, con mil suministros para la casa.

Y cuando por fin, llegó el invierno, el Burrito fue muy feliz. Vivía descansado en su cómodo establo, y, acordándose de las anteriores penalidades, comía con buena gana la paja que le ponían en el pesebre.

Ya no tenía las ambiciones que entristecieron su vida anterior. Ahora contemplaba desde su caliente establo el caer de los copos de nieve, y al Burrito descontento (que ya no lo era) se le ocurrió este pensamiento, que todos nosotros debemos recordar siempre, y así iremos caminando satisfechos por los senderos de la vida: Contentarnos con nuestra suerte es el secreto de la felicidad.


Un pensamiento en “El burrito descontento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *