Archivo de la etiqueta: cuentos cortos

El árbol mágico

cuentos cortos arbol magico

En el centro de una placita, había un precioso árbol. Tenía ramas muy largas para arriba y a los lados que invitaban a los niños a subirse a él. Pero el árbol, era ya muy viejo, recién cumplidos 103 años. Estaba muy triste porque le pusieron una cerca a su alrededor y también un cartel. Pero él no sabía leer y lo había separado de los niños que tanto le alegraban la vida jugueteando entre sus ramas.

Un día por fin el árbol escuchó a un niño que leía en voz alta el cartel: -Árbol centenario. Monumento histórico nacional. Plantado por…..- Sigue leyendo

El traje nuevo del Emperador

cuentos cortos traje del emperador

Hace muchos años vivía un Emperador que gastaba toda su fortuna en trajes nuevos. Un día se presentaron dos bandidos, asegurando ser tejedores de las telas más hermosas, con colores y dibujos originales. El Emperador inmediatamente entregó a una buena cantidad de oro para que su pusieran a trabajar y los ladrones montaron un telar para fingir que lo hacían. Sigue leyendo

El flautista de Hamelin

cuentos infantiles flautista

Había una vez una ciudad llamada Hamelin, que se vio de pronto invadida por ratas. ¡La vida en Hamelin se estaba tornando insoportable!. Pero llegó un día en que el pueblo se hartó de esta situación. Y todos, fueron a quejarse con el alcalde, en medio de la reunión entró en la sala un extraño personaje.

El desconocido les dijo que poseía un encanto secreto, para hacer que cualquier ser viviente lo siguiera, ofrecía acabar con la plaga a cambio de 20 monedas de oro, pero los gobernantes estaban tan desesperados que le ofrecieron 100 si actuaba de inmediato. Sigue leyendo

Hansel y Gretel

cuentos infantiles hansel y gretel

Hansel y Gretel vivían con su padre el leñador. Como apenas tenían para comer la madrastra sugirió abandonarlos en el bosque, pero los hermanitos escucharon todo, y Hansel fue dejando pedacitos de pan por todo el camino, pero cuando quisieron seguir el rastro se dieron cuenta que los pájaros se habían comido las migajas y los pequeños se perdieron en el bosque. Pasaron la noche temblando de frío y de miedo por los animales feroces.

Al amanecer, siguieron un hermoso pájaro hasta una casita adornada con sabrosos dulces y galletas de chocolate. Le pertenecía a una vieja que aparentaba ser muy buena, pero, en realidad, era una bruja malvada que acechaba a los niños para cazarlos, y había construido la casita con el único objeto de atraerlos. Sigue leyendo