Archivo de la etiqueta: cuentos infantiles cortos

El Conejito Verde

cuentos infantiles cortos conejito verde

Hace mucho tiempo había tres Príncipes que fueron convertidos en conejos de colores por desobedecer a su Padre el Rey. Los condenó a no salir del castillo y solo convertirse en humanos al anochecer.

Un día los conejitos escaparon a jugar en el campo. Y el conejito verde, el más travieso de ellos, llegó a un palacio donde se encontró con una hermosa princesa, de la cual se enamoró al instante. El Príncipe prometió volver y casarse con ella, al terminar su castigo. Pero cuando el Rey descubrió sus planes les impuso una serie de pruebas para permitir su matrimonio: -Tú, hijo mío extenderás el castigo siete años más, y tú mi niña, deberás llenar siete garrafones de lágrimas y gastar siete pares de zapatos de fierro-. Sigue leyendo

Contemos hasta tres

cuentos infantiles cortos contemos hasta tres

Tres hermanitas caminaban juntas hacia el colegio y para divertirse decidieron nombrar una por una todo lo que por el camino iban viendo.

-El sol!- dijo una

-Las nubes!- dijo la otra.

-El cielo!- dijo la tercera.

-Los pájaros!- dijeron juntas.

Entonces, una de las hermanitas se aburrió del juego, y propuso nombrar tres objetos que se relacionaran entre sí. Para saber quien empezaba decidieron correr hasta un árbol. Sigue leyendo

Bambi

cuentos infantiles cortos bambi

Érase una vez un bosque donde vivían muchos animales y todos eran muy amiguitos. Una mañana el conejo Tambor los reunió a todos para conocer a Bambi, un nuevo cervatillo que acababa de nacer. Ellos le enseñaron al nuevo amigo todo lo que había en el bosque, pues para Bambi todo era desconocido.

El padre de Bambi, era el jefe de la manada de todos los ciervos y el encargado de vigilar y de cuidar de ellos. Le enseñaba a su pequeño todo lo que debía de saber pues el día que él fuera muy mayor, Bambi sería el encargado de cuidar a la manada. Sigue leyendo

El cuento de los cabritillos y el lobo

cuentos infantiles cortos cabritillos y el lobo

Esta mañana, Periquín se ha despertado con un poco de sobresalto. Toda la noche ha estado soñando el cuento de los cabritillos. En su sueño, mamá cabra entraba, salía daba de comer a sus hijitos y ahuyentaba al lobo malo. Entre todos armaban tanto jaleo, que no le dejaban descansar tranquilo.

– ¡Be… be… be… be…!,- decían los cabritillos.

Mamá cabra gritaba también. Y el lobo golpeaba la puerta, con su pata fea, llena de harina. Sigue leyendo

Cuando el bosque habla

cuentos infantiles el bosque hablaHabía una preciosa montaña, toda vestida de bosques, donde convivían muchos animalitos.

-Qué tristeza más grande, después de tantos años de enseñar, aquí termino mis días…- Se quejaba un escritorio.

-¡Eh! Qué te pasa, por qué estas lloriqueando– Le dijo un árbol grandote.

-Ahh… No sé qué hacer, me han abandonado porque mi cuarta pata no se podía reparar más-. Sigue leyendo

El Mago de Oz

cuentos infantiles cortos mago de oz

Dorita era una niña que vivía en una granja de Kansas con sus tíos y su perro Totó. Un día, Dorita vio un tornado acercándose, corrió a refugiarse en casa, pero cayó y fue llevaba, junto con su perro, por el tornado. Viajaron a través del tornado y aterrizaron en un lugar totalmente desconocido para ellos. Allí, encontraron un hada que, les aconsejó seguir el camino amarillo, para visitar al mago de Oz, que les indicaría el camino de vuelta a su casa.

En el camino, se encontraron con un espantapájaros que pedía, un cerebro. Dorita le invitó donde el mago de Oz para ver que podía hacer por él. Y el espantapájaros los acompañó. Más tarde, se encontraron a un hombre de hojalata que, deseaba tener un corazón. También se les unió y continuaron su camino. Algún tiempo después, se encontraron a un león que, lloraba porque quería ser valiente. Y fueron todos por el camino, con la esperanza de hacer realidad sus deseos. Sigue leyendo

Bombillita y Sombrerete


Ricardo tiene una casa en la colina. En esa casa hay un misterioso trastero.
Lleno de muebles viejos, retratos, percheros, revistas y ropa usada.
En una caja marrón estaba guardado un sombrero de copa, que de vez en cuando,
Se asomaba para ver si podía salir de la caja. Se llamaba Sombrerete.

Cuando no había nadie en la casa, los muebles del trastero salían a jugar.
Los muebles decían al ver aparecer a sombrerete fuera de su caja.
-¡El gran caballero Sombrerete!. ¡El más elegante del trastero!-.
El trastero, no tenía ventanas, era un lugar oscuro. Sigue leyendo

El árbol mágico

cuentos cortos arbol magico

En el centro de una placita, había un precioso árbol. Tenía ramas muy largas para arriba y a los lados que invitaban a los niños a subirse a él. Pero el árbol, era ya muy viejo, recién cumplidos 103 años. Estaba muy triste porque le pusieron una cerca a su alrededor y también un cartel. Pero él no sabía leer y lo había separado de los niños que tanto le alegraban la vida jugueteando entre sus ramas.

Un día por fin el árbol escuchó a un niño que leía en voz alta el cartel: -Árbol centenario. Monumento histórico nacional. Plantado por…..- Sigue leyendo

El burrito descontento

cuentos infantiles cortos burrito descontento

Érase que se era un día de invierno muy crudo. En el campo la nieve caía, y dentro de un establo, había un Burrito que miraba a través del cristal de la ventana. Junto a él tenía el pesebre cubierto de paja seca. La cual despreciaba esperando que llegara la primavera, para poder comer hierba fresca y jugosa.

Cuando llegó la primavera el Burrito se puso muy contento; pero, el campesino segó la hierba y luego la cargó a lomos del Burrito y la llevó a casa. Y luego volvió y la cargó nuevamente. Y otra vez. Y otra. De manera que al Burrito ya no le agradaba la primavera. Entonces esperaba la llegada del verano, para no tener que cargar tanta hierba del prado.

  Sigue leyendo

Los tres enanitos del bosque


Erase una vez un par de viudos que se unieron en matrimonio. La mujer odiaba a su hijastra y un día de invierno, la envió al bosque, cubierta con un vestido de papel, en busca de fresas. La niña llegó hasta una casita, con tres enanitos. Se portó amable y compartió con ellos su comida. Los enanitos decidieron premiarla por ser tan buena y acordaron que sería más bella cada día, que sus palabras se convertirían en oro y que un Rey la tomaría por esposa.

Al volver a casa con el encargo, contó lo que había sucedido y salían de su boca monedas de oro. Su hermanastra llena de envidia fue también a la casa de los enanitos. Irrumpió y comió suculentas comidas sin ofrecerles un poco. Se portó grosera y los enanos acordaron, que fuera cada día más fea, que saltaran sapos de su boca, y tuviera cruel agonía. Sigue leyendo